Violencia política en contra de las mujeres presente en la historia de México: FISEL-FGR

Tuvieron que pasar 60 años desde que votaron por primera vez las mujeres para que se lograra la paridad de género en el Congreso de la Unión

@Karla Ayala

La directora general de Política Criminal y Vinculación FISEL-FGR, María de los Ángeles Lozano Mac Donald aseguró que tuvieron que pasar más de 60 años, desde que por primera vez votaron las mexicanas en elecciones federales para que hubiera paridad de género en el Congreso de la Unión y siete liderazgos femeninos en entidades federativas.

La especialista aseguró que las mujeres de México y del mundo hemos tenido dos opciones: calladas y morir; la segunda, hablar o morir. “Escogimos la opción de hablar y morir; esta frase puede ser extrema, pero, es la realidad de muchas mujeres que levantaron la voz para ejercer sus derechos fundamentales y para buscar una mejor sociedad”, citó la directora.

En ese contexto, Lozano Mac Donald remembró a Juana Quispe concejala de Bolivia asesinada el 12 de marzo del 2012 por no renunciar a su cargo; también, la parlamentaria del Reino Unido Jo Cox, quien fue apuñalada y baleada en el 2016 por impulsar la participación de las mujeres en la vida pública.

En México, fue histórica la negativa que tuvieron las mujeres para votar en enero de 1917, desde entonces se vivía violencia política en contra de las mujeres en razón de género, incluso, el constituyente Félix Palavicini vislumbró el peligro que existía sí las mujeres se organizaran para votar, cuyas palabras quedaron plasmadas en el diario de los debates para dar testimonio de lo ocurrido después, resaltó Lozano Mac Donald.

Fue en el sureste mexicano que se logró por primera vez en el país y segunda ocasión en Latino América el Congreso Feminista, esto tuvo lugar en Yucatán en 1916, sin embargo, hasta el 1925, 18 años antes que, a nivel nacional, se reconoció el derecho de las mujeres a votar, así se logró en Chiapas y Tabasco, citó la especialista.

Sin embargo, uno de los casos más graves de injusticia y violencia política en contra de las mujeres también sucedió en el sureste, fue de la yucateca, Elvia Carrillo Puerto, así como de la lucha de Emilia Galindo Acosta, Amalia González Caballero, María del Refugio García Martínez, Margarita de Mendoza y Benita Galeana que impulsaron en 1955 el derecho a votar de las mujeres.

Actualmente, después de la reforma electoral del 13 de abril del 2020 se reconoció como grave el delito de violencia política en contra de las mujeres en razón de género y se logró pedir la paridad en las candidaturas, lo cual ha dado resultados positivos en la participación de las mujeres en las urnas y en los puestos de poder del país, tanto en congresos locales como el federal, expuso la directora.

 

 

Otras noticias